Venezolana y dieciocho años son los datos más importantes que debes saber de Darlis Stefany (y no, no es un seudónimo, ese es su nombre real).

La mayor parte del tiempo la encontrarás frente a la computadora gruñendo, riendo o llorando, pero no pienses que está loca, ella simplemente está en su mundo. Eso sí, si la ves leyendo o escribiendo simplemente es mejor no hablarle, su hermana puede dar fe de ello.

Le encanta que en sus historias de algún modo el mundo de la música siempre haga su aparición y tiene este pequeño enamoramiento por Londres (aunque nunca ha ido) y las bandas (la vuelven loca).

Comenzó a escribir a los trece años luego de haber criticado al menos cinco historias diferentes y haber decidido dejar las criticas atrás para iniciar una historia propia. Sus primeros escritos podrían dar vergüenza, pero ahora quizás no tanto.

“¿Sabes qué pasa cuando tienes muchas imaginación para escribir? Puedes mentir con facilidad.” Esas son palabras impuestas por ella, ya ves, no es un ángel.

La encontraras despiertas por las noches analizando algún libro (mientras intenta dormir) o procesando alguna historia que le gustaría escribir (razón por la cual no puede dormir). Te dirán que ella es un conjunto de contradicciones a lo cual ella te dirá “no les creas, ellos están mintiendo o quizás sí dicen la verdad.”

Libros en otras editoriales: H. de Harry, por Nova Casa Editorial

 

Please follow and like us: