Dos simples maneras de promocionar tu novela 

Escribir una novela no es fácil, todo el esfuerzo, imaginación y organización que has empeñado en ello es la prueba; corregir los errores, invertir tiempo en que el resultado sea el mejor y finalmente superar la idea de ser juzgado y publicarlo.

Sin embargo, el camino apenas está empezando, tu sabes que tienes una gran historia, tus editores lo saben y los testigos de ello son tus fieles lectores… Pero en un mercado tan amplio, hoy día, con la auto publicación —y redes especialmente diseñadas para compartir historias, promocionar una novela—, es cada vez más complicado a menos que utilices todos los elementos que están a tu alcance.

 

Antes de publicar: Crea expectativaAntes de publicar debes tener en claro que no a todos va a interesarle lo que a ti te gusta escribir, por eso debes elegir bien tu audiencia y centrarte en ella. Visualiza al lector ideal, sabes que te gusta de tu novela, muéstrales a ellos porque va a gustarles la historia que escribiste.

  • ¿Quieres que todos se enamoren del protagonista como tú lo hiciste? Elige sus mejores frases, las que mejor lo representen, y publícalas en tus redes sociales. 
  • ¿Tienes un romance épico que todos deberían conocer o una historia de superación con la que cualquiera se identificaría? Comparte una pequeña reseña de como la idea llegó a tu cabeza y porque merece ser leída.

No es romance ni drama, en realidad quieres que tus lectores no puedan parar de reír y por eso escribiste humor, o lo que quieres es sumergirlos en tu historia de suspenso/terror:

¡Muéstrales tu mayor cliffhanger[1]! Seguramente querrán saber más y ya cuando esté tu historia publicada querrán leerla inmediatamente.

Siguiendo con el tipo de audiencia que quieres atraer, puedes buscar blogs o booktubers interesados en la temática que escribes, tal vez ellos acepten reseñar tu libro y antes de publicarlo puedes probar suerte compartiendo las reseñas en tu página personal/redes sociales así tendrán una idea de lo que encontraran y se decidirán por leerlo.

 

Redes sociales ¿Por qué son tan importantes?

Como habrás notado las redes sociales son parte fundamental del proceso de promoción de tu novela tanto antes y como después.

Si tus redes sociales son entretenidas y varios siguen tus publicaciones querrán saber más de ti y lo que escribes, no las sobrecargues con publicidad para tu libro escribe diferentes temas sin salirte de tu enfoque principal.

Publica reseñas de libros que te gustan, comparte tus pensamientos e historias con los lectores, consejos que te habría gustado que te dieran, que es lo que más te gusta leer o porque decidiste convertirte en escritor, comenta acerca de tus libros favoritos, haz preguntas o crea debates, comparte imágenes de tu proceso de escritura o en que estas trabajando actualmente, lo que se te ocurra pueda llamar su atención.

¡Crea una audiencia! Tus redes están ahí para acercarte a tu público y puedes sacar lo mejor de ello, no solo ayudará a tus publicaciones presentes, sino que cada proyecto en el que te embarques sabes que habrá una recepción lista para conocer tus ideas.

Para crecer el tráfico de tus redes puedes unirte a grupos en Facebook o foros en internet, diseñar un horario de publicaciones —la clave es hacerlo regularmente, demuestra cuanto te interesas en ellos—, asóciate con otras páginas y trae invitados a la tuya.

 

 

Es recomendable publicar jueves y viernes de 1 a 4 de la tarde, entre más se acerca el fin de semana más gente revisa Facebook.

De lunes a viernes entre el medio día y las 6 de la tarde puedes usar esta plataforma, su tráfico es mayor entre horas de trabajo.

Instagram, puedes llamar la atención con imágenes de gran calidad y haciendo uso de hashtags todos los días a cualquier hora, siendo el lunes entre las 3 y 4 de la tarde donde mayor tráfico se obtiene.

 

Finalmente te recomiendo tener paciencia, pudiste superar los bloqueos de autor, encontrar tiempo para escribir y compartir tu pasión con el mundo. La promoción de cualquier trabajo lleva tiempo y dedicación, no te frustres porque las visitas no aumentan a cientos en una semana. Dale tiempo a tu historia de cautivar a los demás como te cautivo a ti y sobretodo no desistas de ella, si la empezaste en primer lugar fue por algo.

 

[1] Recurso narrativo que consiste en colocar a uno de los personajes principales de la historia en una situación extrema al final de un capítulo o parte de la historia, generando con ello una tensión psicológica en el espectador que aumenta su deseo de avanzar en la misma.

Sector Prensa.