• Título: La verdad sobre el caso Harry Quebert.
  • Autor: Joël Dicker.
  • N° de páginas: 647.
  • Editorial: Alfaguara.


SINOPSIS

Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en este thriller incomparable, cuya experiencia de lectura escapa a cualquier intento de descripción.
Intentémoslo: una gran novela policíaca y romántica a tres tiempos – 1975, 1998 y 2008 – acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire. En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor – Harry Quebert, autor de una aclamada novela – y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan.


RESEÑA

Partiré señalando que, a la hora de hablar sobre este libro en particular, seré bastante sincera.
Creo en que los libros tienen poder: pueden atraparte y transformar tu vida, guiar tus emociones y hablar de algo. Pero me costó un poco encontrar aquellos elementos en esta novela.

Joël, a través de sus páginas, intenta relatarnos la gran caída de Harry Quebert, un famoso escritor que alcanzó la cumbre gracias a su segunda novela publicada. Él llega hasta una universidad como profesor, donde conoce a Marcus Goldam y se transforma en su mentor. La relación de Harry y Marcus traspasa las barreras profesor-alumno, para terminar siendo grandes amigos.

La historia comienza con Marcus y su bloqueo escritor frente a una nueva novela que debe escribir, para así lograr evitar una demanda y cumplir con el plazo de su editorial. Es así como contacta con su viejo mentor Harry y emprende el viaje hacia la ciudad de Aurora, donde reside su profesor. Estando allí, Marcus se entera del gran secreto de Harry: cuando el tenía 30 años mantuvo una relación amorosa con una chica de 15, Nora Kellergan. Tiempo después, el mundo se entera de esta verdad cuando el cadáver de la chica es encontrado en el patio de Harry y él parece ser el único culpable.

A través de cada capítulo, Joël nos entrega un consejo diferente que Harry le enseña a Marcus. Me gustaría mencionar el siguiente:

‘’Me gustaría enseñarle a escribir, Marcus, no para que sepa escribir, sino para convertirle en escritor. Porque escribir libros no es nada: todo el mundo sabe escribir, pero no todo el mundo es escritor’’.

Esta novela presenta demasiados personajes. Algunos son interesantes y van bien a la trama, pero otros sentí que eran relleno, haciendo que la historia se vea como un relato pesado de leer. No hablaré de todos, porque sería una reseña inmensa, pero sí hablaré de los más importantes:

Harry Quebert, un personaje que al principio es bastante interesante. Ya sabes, realmente te causa curiosidad saber cómo es que alguien como él termina involucrado en un crimen tan horrible como el de Nola; pero entre más avanzas con la lectura, más difícil se vuelve empatizar con él. No logra hacerte creer que tiene una justificación, ni tampoco logras ver o encontrar a la gran persona que Marcus describe. Al final sólo resulta ser una persona que estuvo en un momento equivocado y nada más.

Marcus Goldman es esa persona molesta que intenta justificar cada vez que puede los actos de Harry, aún cuando estos no pueden justificarse. A modo personal, sentí que no tiene una personalidad propia. Se ha enfocado tanto en ser la persona grandiosa, en ser el ‘’formidable’’ como lo llamaban en el colegio, que al final nunca sientes real al personaje.

Nola Kellergan es una chiquilla caprichosa, que por más que intenten hacerte creer que no lo ha tenido fácil, sientes que todo lo que hace es porque obtiene respuestas negativas. Intenta conseguir todo a base de manipulaciones, las cuales son completamente innecesarias algunas veces.

Tamara y la madre de Marcus son dos mujeres a las que les gusta manejar la vida de los demás. Son poco tolerantes y al final se vuelven incluso hasta metiches e insoportables. Luther Caleb es un personaje que nunca logré entender ni con el que logré conectar. Intentan venderlo como el personaje bueno, con una historia horrible, que presenta problema como los demás, pero al final resultó tener mucha más importancia de la que en realidad merecía. En realidad, él no merecía el destino que le dieron.

La narrativa viaja en tres tiempos diferentes. En el presente Marcus cuenta la historia de lo que va sucediendo. En el pasado, a través de una especie de recuerdos, la historia se nos va contando en pequeños fragmentos que luego formaran parte del libro de Marcus. Por último, se nos presentan pequeños fragmentos del libro de Marcus, del de Harry y expedientes del caso, que la verdad, si tienen su punto a favor.

En lo personal, no es un libro que me haya encantado. No me generó sentimientos positivos ni emociones que quisiera recordar. Tampoco es que recomendaría la historia, pero cada quien tiene un juicio y finalmente decide si quiere involucrarse o no en el ‘’misterio’’ de Nola y Harry.

CALIFICACIÓN:

3/5 Frutillas

Annie Leight
Reseñadora de E.F.

Please follow and like us: