• Título: SHe is one of he boys
  • Autor: E. M. Molleja
  • N° de páginas: 259
  • Editorial: Ediciones frutilla

 

 

 

 

SINOPSIS

 

Dylan Carter siempre ha sido ‘’uno de los chicos’’, siempre se ha sentido más a gusto teniendo amigos chicos que entre las sonrisas hipócritas de las chicas.

Desde niña, se ha juntado con un mismo grupo de chicos lindos (según todas en su escuela), con su hermano mayor Chase, y otros dos que probablemente sean los más asquerosos del planeta, Sawyer Brown (el engatusador, encantador, jodidamente atractivo) y West Collins (el grotesco, carismático, mariscal de campo).

Ella ha sobrevivido a sus 17 años de vida a fuerza eructos, gases palabrotas y otras cosas que ninguna chica se atrevería hacer delante de los ’’dioses” que tiene como amigos, pero ellos no la ven como nada más que uno de ellos.

¿Qué crees que pasará cuando Dylan pase un verano completo con sus primas, lejos de Chase, Sawyer y West?

Las cosas se volverán locas cuando regrese, convertida en toda una persona diferente, bueno, físicamente.

Convertida en lo que verdaderamente es, una chica.

 

 

 

 

 

RESEÑA:

 

Partiré señalando, que esta novela es una buena opción para pasar una cuarentena. Es divertida, tiene una trama un poco cliché, pero bien desarrollada y con unos personajes que, en más de un momento, te sacan de onda con sus actos (hablando en el buen sentido, claro). Si alguna vez has sentido que se te olvidó ese momento en el que eras una joven estudiante enamorada y confundida, este es un buen libro para recordarlo.

 

‘’Lo sé, sé que me quieres… Pero el amor se supone que debe sentirse bien, y no lo siento así, solo siento que si te doy otra oportunidad, cuestionaré todo lo que me digas y no quiero eso… es por eso que no puedo hacerlo. No es justo ni para ti, ni para mí’’.

 

 

La trama en sí, gira en torno a Dylan, la clásica chica considerada un hombre más, sólo por tener un grupo de amigos un poco mayor que ella. Con la finalidad de obtener un cambio, su madre la envía a pasar un verano a casa de sus primas que a diferencia de Dylan, son femeninas y bien portadas. El verano termina y una nueva Dylan vuelve a casa, pero ya no es solamente la apariencia de Dylan lo diferente, sino la relación con sus amigos, a quienes obviamente, ahora les parece más atractiva.

Dylan a pesar de haber vuelto con un estilo más ’’femenino” sigue siendo fiel a sus principios. Una chica humilde, sincera, comprensiva y muy buena para hablar con palabrotas. Dylan tiende a mostrarse como fuerte, pero también nos muestra un lado vulnerable que sólo saca a relucir con la persona adecuada.

Chase es posiblemente, el hermano favorito de las lectoras. Es comprensivo, buen compañero de aventuras, amoroso, respetuoso, sincero, humilde y protector, aunque esto último me generó cierto conflicto. él tiene una necesidad tremenda de proteger a Dylan que termina volviéndose asfixiante.

Chase debe proteger a Dylan principalmente de sus mejores amigos; West y Sawyer.

Sawyer es el típico deportista dulce, sensible y encantador con el que por algún motivo, no pude conectar. Siento que es demasiado perfecto para ser real en casi la mitad de la novela y cuando te muestra una nueva cara, no te resulta para nada impactante.

West por su parte aunque también es un cliché, se siente un poco más real. Deportista y mujeriego, con un humor más ácido y en doble sentido, pero al mismo tiempo más atrayente y sincero porque a diferencia de Sawyer, su actuar no te sorprende.

El tiempo no es tan extenso, por lo que la historia se vuelve rápida y dinámica, con viajes constantes que ayudan a cerrar la historia sin la necesidad de partirte la cabeza en el proceso.

En fin. La historia presenta una trama como dije anteriormente, la trama puede ser considerada cliché por algunas personas porque hay varios elementos que la hacen acreedora de esto, aunque tiene un punto que puede volverse doble filo. Es interesante (para el año en el que está escrita) como plantea a la mujer como un elemento dentro de la sociedad que puede valerse por sí misma, con una voz y opiniones propias, y que tiene la capacidad de decidir por sí misma que es bueno y que no, pero le juega en contra la primicia de tener que presentar a la mujer como un ente femenino, para ser atractiva para los hombres.

Termino esta reseña diciendo que el contenido puede ser leído por lectores jóvenes y adultos. El tema central en sí, te invita a divertirte, aligerarte una tarde y ¿Por qué no? Entretener al lector fácilmente. 

 

 

 

CALIFICACIÓN:

 

4/5 Frutillas

 

 

 

  •   

 

 

Annie Leight

Reseñadora de E.F.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us: