En 1843 el mismo año en que Charles Dickens publicó su libro Cuento de Navidad. Un educador inglés y socialite  llamado Henry Cole, hacia cada vez más amistades en el círculo de la élite victoriana, pero sus habilidades sociales le “trajeron un problema”: tenía demasiados amigos.

Dada la costumbre de enviar cartas tanto por navidad como por Año nuevo, Sir Cole estaba ansioso, ya que no veía la forma de cumplir con hacer lllegar sus felicitaciones a todas las personas que conocía, aparte realizar sus labores diarias.

Así que hizo uso de su ingenio y pidió a un amigo, pintor y académico J.C. Horsley, que imprimiera copias de una ilustración suya de una típica escena familiar navideña en una pequeña cartulina que incluyera una felicitación genérica: “

Horsley hizo 1.000 tarjetas y, las que no utilizó Cole, las vendió a un chelín cada una. Eran unos grabados coloreados a mano que representaban una familia que brindaba por sus amigos ausentes. La imagen fue criticada por muchos puritanos, que decían que fomentaba la bebida.

Investigado por: Ana G. Best

Please follow and like us: